Marejada en el PSOE grancanario

Estaba claro que el señor Ibarra no era feliz en el Cabildo de Gran Canaria, las razones las sabrá él, pero la propuesta para que vuelva a ocupar la presidencia de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, le ha venido como anillo al dedo, después de que se oyeran los rumores de que a Cardona le quedaban dos telediarios.

Con este cambio casi todos contentos, Ibarra y los empresarios, que ven en el político un valor seguro, que garantiza la estabilidad del puerto, aunque eso está por ver.

Digo casi todos contentos porque la marcha de Ibarra, ha dejado una marejada de las buenas en el PSOE grancanario, ya que su ejecutiva, presidida y controlada por el señor Franquis, ha decidido que el nuevo portavoz en el Cabildo de Gran Canaria sea el tercero de la lista, Miguel Ángel Pérez, pasando por encima de la segunda de abordo, la veterana política Isabel Mena.

En el PSOE grancanario ya se conoce quién es quién y también se sabe a que familia perteneces, como si de la mafia calabresa se tratase, e Isabel Mena no es vista con buenos ojos por la familia de Chano Franquis, porque tuvo sus más y sus menos en alguna batalla política y le ha pasado la factura correspondiente, con impuestos incluidos.

Esta maniobra dice mucho de la poca altura de miras del Secretario General y de toda su ejecutiva, porque ningunear, de esa forma, a Isabel Mena es hacerle un flaco favor al PSOE ya que está relegando, al ostracismo, a una de las políticas con más proyección del PSOE canario y que tiene una carrera política de base que algunos adláteres de Franquis ya quisieran para ellos.

Isabel Mena lo ha sido casi todo en el PSOE. Su trayectoria política la avala para ser vicepresidenta del Cabildo de Gran Canaria y portavoz del PSOE en esa institución. Dejarla en segundo plano es no saber qué se tiene en sus filas o, peor aún, dejarse llevar por filias y fobias en las designaciones políticas.

Lo más grave es que se han pasado por el Arco del Triunfo, ya no solo la decisión de la propia ejecutiva, que aprobó la lista que iba al Cabildo, una lista en la que la señora Isabel Mena iba en el segundo lugar, sino también la opinión de los votantes del PSOE que votaron a esa misma lista y eso, en mi opinión, es razón suficiente para dejar las cosas como están.

Es el mundo al revés, pero en la política canaria estamos acostumbrados a este tipo de cacicadas; si no estás conmigo, estás contra mí, olvidándose de que las políticas del PSOE deberían estar muy por encima de las cacerías internas y centrarse en hacer el mejor papel posible dentro de las instituciones en las que se está gobernando.

Isabel Mena se ha ganado, a pulso, ser la vicepresidenta del Cabildo de Gran Canaria y ser la voz cantante dentro de esa institución, otra cosa sería una burla a los votantes del PSOE.

Solo espero que el Presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, tome nota y haga valer su autoridad dentro del PSOE, ponga los puntos sobre las íes, ponga firme al señor Franquis y le haga ver que, en estos momentos, lo importante son las políticas que puede llevar a cabo el partido socialista y que guarde los cullillos para otra ocasión.

Si quieres leer más entradas mias entra en mi perfil: @moises-moran.

Fuente