El Villa de Agüimes campeón del Torneo Eliminatorio

Fuente: Federación de Vela Latina Canaria

Ayer tuvo lugar la final del Torneo Eliminatorio Fundación La Caja de Canarias de Vela Latina Canaria, en la que venció, con claridad, el bote Villa de Agüimes, poniendo sobre la bahía que con trabajo, entrega y pundonor se pueden alcanzar las metas que uno se proponga. Lo ocurrido ayer es un claro ejemplo de lo que digo.

Felicitaciones al campeón.

El Villa de Agüimes campeón del Torneo Eliminatorio Obra Social de La Caja de Canarias y CICCA de #VelaLatinaCanaria ⛵💧 Aguas de Teror 🐠 Poema del Mar🚍 Guaguas Municipales📝 Aon España🚘 Seat Las Palmas

Posted by Vela Latina Canaria on Saturday, September 7, 2019
Fuente: Federación de Vela Latina Canaria

El viento sopló con la intensidad que indicaba el pronóstico, 18 nudos, dirección norte y con algo de ola, unas condiciones buenas para la celebración de esta final con tanta historia y prestigio dentro de la Vela Latina Canaria de Botes.

Abrió la final el Villa de Agüimes, que salió con una buena velocidad y buena bolina, seguido del Hospital la Paloma Pueblo Guanche que no tomó la salida con la soltura que el Agüimes y, en último lugar, salió el Puerto de la Luz Fundación Puertos de Las Palmas que no encontró la velocidad esperada en este bordo.

En este bordo hacia fuera, el Agüimes saca una ventaja clara a sus dos contrincantes y abre un hueco considerable, sin que Guanche ni Puerto se decidan a virar para buscar un recurso que amortigüe la velocidad del bote del suroeste. Desde el túnel, muchos aficionados se preguntaban por qué Guanche ni Puerto viraban hacia tierra, para buscar algún recurso antes la manifiesta superioridad del Agüimes.

Después de un buen rato navegando hacia fuera y con el Agüimes manteniendo y aumentando su diferencia, tanto y velocidad como en bolina, el Guanche decide virar hacia tierra. El Agüimes navega unos metros, pero le contesta para mantener controlado a su rival, mientras que el Puerto decide seguir con su bordo hacia fuera, buscando una estrategia de regata distinta que sus contrincantes.

A la altura de San Cristóbal, Agüimes y Guanche viran casi al unísono, quedando el Villa de Agüimes a sotavento y el Guanche a barlovento. En este punto se abre una ventana de esperanza al Guanche porque se encuentran con dos vientos diferentes que se hace que el Guanche se meta muy claramente a barlovento, pero sin reducir la distancia que le lleva el Agüimes.

Sin embargo, esta puerta se va cerrando porque el Agüimes sigue navegando con una velocidad endiablada y decide virar hacia tierra para controlar al Guanche, obligándolo a virar a sotavento del Villa, que tiene claras opciones salir victorioso en esta eliminatoria. Mientras el Puerto sigue haciendo su regata manteniendo su bordo hacia fuera y sin realizar ninguna virada.

A la altura del espigón el Agüimes sabe que ha vencido al Guanche, pero no le quita ojo al Puerto de la Luz, que realiza la primera virada hacia tierra y le puede complicar la victoria, pero en el cruce entres estos dos botes, los lagarteros pasan con mucha ventaja, sabiéndose vencedores si no comenten ningún error.

Así el Agüimes sigue con su bordo hacia fuera con el único objetivo de controlar a los botes que ha dejado atrás, mientras que el Puerto de la Luz supera al Guanche en su cruce y se coloca segundo en la eliminatoria.
A partir de aquí el Agüimes hace lo que tiene que hacer, buscando el mejor bordo para llegar el primero y llevarse un merecidísimo triunfo en la final de este prestigioso Torneo Eliminatorio Fundación de La Caja de Canarias.

Los tiempos fueron los siguientes:

Fuente: Federación de Vela Latina Canaria